Toda acción llevada a cabo en un negocio tiene una consecuencia. Por ello, es necesario registrar y comprobar cada una de esas acciones. Y aunque es natural sentir algo de estrés cuando se trata de finanzas, la idea estar atento al tema, independientemente de si el propietario se encarga de este aspecto o no. A continuación listamos algunos conceptos básicos necesarios en contabilidad:

 

 

¿Quieres conocer cómo Cuenta Ágil apoya tu negocio?

Registro diario: Comprende el registro de movimientos relevantes de dinero de cada día. Se realiza en orden cronológico, y al final de un período determinado se hace un balance de activos (entradas) y pasivos (salidas).

Estado de resultados: Revela si un negocio está generando beneficios.

Hecho contable: Acción que afecta el patrimonio de la empresa, y se entiende como la diferencia entre los bienes y derechos de la misma menos sus obligaciones.

Cuenta: Unidad que registra y clasifica cada una de las operaciones que afectan al patrimonio e intervienen en la actividad de la empresa, tales como saldos, liquidaciones, débitos y créditos.

Asiento contable: Relación entre el destino (debe) y origen (haber) de las transacciones que afectan las actividades de la empresa.

Libro de inventarios y cuentas anuales: Registra los balances de la empresa a lo largo de su ejercicio, y también, los inventarios al final de cada ejercicio.

Ciclo contable: Establecimiento anual de los estados financieros de la empresa.

Fuente: Corchero J. Finanzas para emprendedores

¿Quieres conocer más tips y estrategias gratis?

Suscríbete a nuestra sección informativa y recibe semanalmente información relacionada con gestión de Ventas, Inventarios, Compras, Fidelización y Pedidos.

Share This

Compartir

Comparte esta sección a quienes pueda interesarles.